alquimia - cfio.es

Un informe secreto sobre la alquimia

Cuando se habla de alquimia y de piedra filosofal, nos hacemos la imagen de una disciplina oculta que pretende realizar un extraño polvo con poderes extraordinarios. Muy popularizada, esta manera de ver es sólo el árbol que esconde al bosque. Porque los adeptos saben bien que la práctica de laboratorio es sólo una de las numerosas ramas de la alquimia, y que el objetivo perseguido por los hijos de Hermes está en otra parte …

Hacer desviación

Pongamos a punto las cosas. Sí, la alquimia de laboratorio existe y permite realizar prodigios naturales, transmutaciones metálicas y elixires de juventud. Sí, la alquimia se ocupa también de la transmutación humana y de la realización espiritual. Sí finalmente, la alquimia es una metafísica cuya simbología nos abre a una extensa comprensión de las leyes del universo.

Sin embargo, lo que ignora la mayoría de la gente y los investigadores cuyo trabajo no ha culminado, es que la alquimia es ante todo una tecnología avanzada cuyas perspectivas científicas sobrepasan por el momento la imaginación de los más eruditos.

La piedra es una etapa

Es muy conocido sin embargo que la piedra filosofal es sólo una etapa (por cierto esencial) en el camino del adeptado. Es por otra parte fácil adivinarlo frente a los beneficios más bien mezquinos que tiene la imaginería alquímica popular, con sus transmutaciones aurificas, sus piedras preciosas, sus panaceas médicas y su poderes psíquicos de tres centésimos…

Hay momentos cuando nos preguntamos en donde esta visión infantil puede tener fundamento espiritual, comprendidos incluso los autores clásicos.

Hermes tiene alas

Para intentar mostrar la vía, le pongo una simple pregunta. ¿Por qué Hermes, nuestro santo patrón, es representado en tren de volar?

Guárdense vuestras volatilizacionessublimacionessutilizaciones, y otras analogías operatorias de las nieves de antaño…

Hermes es el dios de los ladrones (voleurs), es decir, de los que vuelan (volent). En el lenguaje de los antiguos, los ladrones son a-saltantes (Jumpers). Seres que han franqueado la gravedad, que han dominado la ciencia luminosa, y que son capaces de dar saltos (sauts) en el espacio-tiempo.

Los escritos de los alquimistas, se dice, están sellados con el sello (sceau) de Hermes, que es necesario entender como salto (saut). El gran Salto (Saut) cuántico que libra el secreto del viaje multidimensional. La piedra filosofal como un pase genético modifica el ADN y le permite a ADaM fluctuar entre los mondes.

¿Qué hay detrás del velo?

Ya hace tiempo, Roland Cueillet, mi venerado maestro afirmaba:

«La piedra filosofal modifica tanto la constitución psico-física de su propietario, que una verdadera revolución molecular comienza en él, y produce un efecto atómico semejante a la inversión de un generador electromagnético girando simultáneamente en dos direcciones a la vez. Lo que es un disparate para el pensamiento racional abre la puerta a potencialidades latentes de inversión instantánea de las leyes de la física.» (El paraíso perdidoLe paradis perdu – Archivos privados extraídos de la formación La Gran Obra Alquímica)

En líneas generales, el secreto alquímico es el secreto del tiempo. Lo que muestra la Piedra, es lo que Milozs llamaba la instantaneidad del tiempo, del espacio y de la materia. Se está en el ayer, en el hoy yen el mañana. El tiempo es uno. Hay pasajes para ir y venir…

Leer mas…

¡Que se lo diga por Toutatis!