Roger Caro y la vía del cinabrio - cfio.es

Roger Caro y la vía del cinabrio

Después de Eugène Canseliet, el segundo personaje que ha marcado considerablemente el pequeño mundo de la alquimia francesa de la mitad del siglo XX es sin ninguna clase de dudas Roger Caro. Líder de una vía alquímica llamada húmeda que utilizaba el mineral cinabrio, Roger Caro fue también el animador de una organización gnóstica cristiana de influencia rosicruciana, los FAR+C… ¿Qué sabemos hoy sobre esta orden iniciática y cuál es la verdad sobre la vía del cinabrio?…

Un poco de la historieta…

En los años 70, Roger Caro publicó una obra fotográfica en la cual hacia la demostración positiva de la vía alquímica del cinabrio, cuyo origen geográfico se sitúa en la India. Los clichés muestran por primera vez en la historia todas las fases de esta vía hasta la transmutación de los metales en oro y plata.

Este procedimiento metálico no utilizaba ningún laboratorio porque la obra se realizaba en un solo balón de vidrio en unas pocas semanas solamente. Baste decir que el FAR + C de Roger Caro atrajo multitudes porque algunos vieron la posibilidad de hacer la piedra filosofal rápidamente, con menores gastos y sobre todo muy fácilmente. Además, la perspectiva de la transmutación era muy pronunciada que en esa época, se juraba sólo por los FAR+C, debido a que Eugène Canseliet había ya decepcionado a más de uno… Tentados por esta aparente facilidad, muchos abandonaron al maestro de Savignies para unirse a la Iglesia de la Nueva Alianza (l’Église de la Nouvelle Alliance), la orden exterior de los FAR+C.

Algunas de las publicaciones de Caro, como la Legenda, daban a entender que la orden de los FAR+C se remontaba a una alta época caballeresca, pruebas, sellos y pergaminos lo respaldaban. En 2007, después de haber dicho lo contrario en la primera edición de su libro Pour la Rose Rouge et la Croix d’OR, Jean-Pierre Giudicelli de Cressac Bachelerie, desmiente valientemente la antigua historia de los FAR+C indicando: al deceso del Imperator, hemos comprobado lo que sabíamos desde hace tiempo: los FARC+C han sido una creación ex nihilo...

¿Alquímico o no?

La vía del cinabrio ha hecho fluir tanta tinta como la del antimonio. Ella tenía sus partidarios y sus detractores. Su lado fácil y rápido la hacía atractiva incluso si, como en la escuela de Canseliet, había que descifrar alguna receta milagrosa celosamente oculta de los indignos. Desde entonces, el procedimiento en claro ha sido publicado muchas veces, y lo han hecho muchas personas.

¿Pero esta es la piedra filosofal? Giudicelli, que está bien situado para saberlo, ya que fue el responsable pedagógico de los FAR+C y también responsable de las imágenes fotografiadas, afirma que ningún FAR + C ha podido hacer la piedra filosofal… La piedra roja obtenida no es la piedra roja de la alquimia tradicional, aunque contenga trazas de oro…

En efecto, la vía del cinabrio forma parte de los procedimientos alquímicos denominados «particulares», cuya función es ante todo pedagógica. Además, las referencias técnicas del método Caro (como el de Canseliet por otra parte) no tienen ningún antecedente escrito. Esto señala aun más la posibilidad de una creación personal, a menos que la receta en cuestión, cubierta de alegorías, describa otra mucho más importante y reservada para los que no se han dejado atrapar por la treta de la transmutación. Según las publicaciones que han seguido sobre la vía del cinabrio, está claro que muy pocos han tenido el discernimiento necesario… Sin embargo, el procedimiento es corriente en las órdenes iniciáticas con vocación alquímica, en donde se atrae al neófito con maravillosas promesas, para ver cómo reacciona.

Sin embargo, J-P Giudicelli de CB señala con razón que el mérito de Roger Caro radica en haber llamado la atención sobre algunos puntos de la ciencia, como el alkest, por ejemplo. Añadiré por mi parte la interesante correlación alquímica y gnóstica de la cual Caro tuvo la intuición, sin haber suficientemente especificado los contornos. En todo caso, este reporte no ha sido verdaderamente comprendido nunca por los Hermanos que se habían unido a Roger Caro en este ámbito, únicamente atraídos en su mayoría por el atractivo de la ganancia transmutatoria. ¿En efecto de todos los obispos gnósticos consagrados por Caro, cuántos fueron verdaderamente convertidos? Algunas personas me confesaron haber aceptado ser consagradas en las órdenes gnósticas sin tener ninguna convicción cristiana y sólo para complacer a Roger. Con el tiempo, he visto a donde esta actitud los había llevado…

La Rosa y la Cruz

Después de los fracasos sistemático con el cinabrio, algunos de los FAR+C más astutos que otros, tuvieron acceso a una extraña información para la época, y que concernía a la posibilidad de realizar la piedra filosofal con sangre humana, procedimiento que el cinabrio parecía enmascarar con palabras encubiertas…

Incluso si la obra de los FAR+C es ciertamente una creación ex nihilo en la forma, no lo es en absoluto en el fondo, algo que ha escapado a muchos. Nos debemos remontar en efecto a una época lejana cuando cierta hermandad de adeptos reales blandía la bandera de la rosa y de la cruz y eran los depositarios ancestrales de todo el conocimiento alquímico antiguo. Es la poco conocida Rosa-Cruz de Oro, cuyo trabajo y presencia actual no tienen absolutamente nada que ver con las organizaciones modernas que llevan el mismo nombre

He dado en claro muchas informaciones teóricas y prácticas sobre esta prestigiosa vía denominada sacerdotal en la formación La Gran Obra alquímica. Respecto a ésta, muchos puntos oscuros de la Obra de Roger Caro encuentran su explicación positiva, en la medida en que cada cual sea capaz de elevar su punto de vista.

Últimas indicaciones…

JP Giudicelli también indica que el procedimiento del cinabrio podría tomar un giro muy filosófico en la medida en que se le agregue el elemento luminoso solar en cierta fase de la obra. Lo que responde esta vez a una práctica tradicional descrita en documentos ultrasecretos, donde se separa sulfuro de mercurio por medio de los rayos concentrados del sol… He tratado de forma exhaustiva este aspecto en la enciclopedia de alquimia soli-lunar del CFIO.

Para aquellos que desean continuar sus investigaciones en el ámbito de las vías metálicas húmedas, he publicado recientemente una formación sobre el tema, en la cual está descrito el procedimiento tradicional del mercurio fluente. Se puede considerar que éste es el verdadero ancestro de la vía del cinabrio, que Roger Caro tenía razón en atribuir su paternidad a la antigua India.

Una leyenda tenaz

Una última cosa relacionada con la vía de la sangre. Usted leerá por todas partes en Internet que esta senda hermética es la de los vampiros y de los dictadores. Esta visión es pura superstición o ignorancia, porque es claro que el procedimiento sanguíneo es, por lejos, el más seguido por los adeptos, en particular en el contexto de las organizaciones rosicrucianas.

La dificultad mayor de esta vía es, por supuesto, el aprovisionamiento de materia prima. La mayoría de las veces, los alquimistas han utilizado su propio cuerpo, pero no siempre. Es alrededor de personajes sangrientos como Gilles de Rais que nació la leyenda de los alquimistas dictadores. Al haber comprendido mal el proceso de la Gran Obra, almacenaba cantidades astronómicas de sangre humana de las víctimas asesinadas con la esperanza de producir la piedra filosofal. Otro ejemplo menos conocido fue el Papa Inocencio VIII, quien en el siglo 15, se hizo transferir sangre de varios adolescentes y murió por hacerlo, porque se ignoraba en aquella época el principio del rhesus sanguíneo (RH sanguíneo).

Dentro de poco, publicaré una formación sobre las vías de las sustancias en la cual estudiaremos alternativas a la vía de la sangre, llegando al mismo resultado, y sin los inconvenientes de la auto-perforación.

¡Que se lo diga por Toutatis!